Sexo Voyeur

SEXO PAREJAS JOVENES SEXO PAREJAS AMATEUR SEXO PAREJAS AMATER
JOVENES AMATEUR AMATER PORNO
SEXO PAREJAS VOYEUR SEXO PAREJAS LIBERALES SEXO PAREJAS EXHIBICIONISTAS SEXO PAREJAS MADURAS
VOYEUR LIBERALES EXHIBICIONISTAS MADURAS

Sexo Amateur

Sexo Joven

Sexo Gay Sexo Amateur Sexo Casero
Sexo Gratis Sexo Jovenes Fotos Caseras Fotos Gratis Fotos Jovenes

mientras que mi novia aprovechó para sentarse en la boca de nuestra nueva amiga para que le comiera la cuca por completo, en donde la excitación se hizo sentir y Natalia y Martha llegaban en un dulce orgasmo, en esta posición nos encontró Juan, quien aprovechó y abrió las nalgas de la puta de mi novia humedeciendo su dulce ano, paso seguido le clavó hasta el fondo su miembro y mi novia volteó a mirarlo con cara de arrecha y le pidió que le partiera el culo...

Sexo con chicas muy guapas que podras ver en nuestra web, sexo gratis parejas, sexo casero parejas, sexo joven parejas, sexo amateur parejas. Sexo voyeur que podras ver en la seccion vip con los mejores desnudos de nuestras chicas jovenes y guapas, las modelos desnudas tambien las podras ver haciendo sexo, chicas entre 18 y 25 años,  sodomizaciones, fetichismo, sado, transexuales y todo esto dentro y totalmente amater.

Relatos

   

 

OBSESIONADA POR LA VIRGINIDAD

 

Recién había salido yo de la universidad, hacía mis pininos como nuevo profesionista cuando me gané la oportunidad de que me dieran responsabilidad en otra ciudad. Soltero y con ganas de comerme el mundo a puños no lo pensé dos veces, acepté de inmediato. Era el otoño de 1988.

Llegué a una nueva ciudad para mí, envestido de líder de un proyecto de expansión. Era joven, con una aceptable posición y, con sincera modestia, no mal parecido. Bueno, al menos no me iba mal con las chicas, solo había un pero, en ese entonces mi prioridad era escalar peldaños en mi vida profesional.

Los primeros fines de semana en esa ciudad me resultaban muy ordinarios. Con pocas amistades fuera de los compañeros y compañeras de trabajo, no encontraba gran cosa en que distraerme. En esa época me volví un cinéfilo solitario, pues era la actividad más recurrente que tenía. Otra actividad era deambular por los centros comerciales.

Y ocurrió que en busca de comprar unas camisas acudí a una tienda departamental. Distraído en encontrar una de mi agrado no reparé que alguien se acercaba sino hasta escuchar el clásico "buenas tardes, mi nombre es Mónica, le puedo ayudar en algo". Su sonrisa traviesa me cautivó. Vi a una mujer de facciones simpáticas, llena de jovialidad, más bien bajita, su minifalda me dejó ver unas piernas muy estilizadas, trabajadas en horas de ejercicio. Su piel morena hacía sintonía con el clima tropical de la ciudad. Cuando me dio la espalda para guiarme hacia donde se encontraban otras camisas pude ver lo armonioso de su cuerpo, su sensualidad al caminar, lo pronunciado de sus curvas, la estreches de su cintura y, lo mejor, lo respingón de su "culito".

Ahí nació nuestra amistad. Continuamente acudía a comprar camisas o, al menos, a observar las novedades.

Supe entonces que Mónica tenía 21 años y que tenía un novio de su edad que tenía muy pocas aspiraciones, pues había dejado de estudiar y más bien estudiaba que trabajo se acomodaba a sus pocas ganas de trabajar.

SIGUE